Transformando el futuro de la Educación
              

Claves para la innovación educativa

Avin

14 enero 2022

1 comentario

Claves para la innovación educativa

Con frecuencia solemos caer en el error de pensar que la innovación educativa no puede lograrse sin tecnología, y aunque es verdad que ambas van de la mano, la tecnología por si sóla no se traduce en cambio ni en mejoras del aprendizaje.

 

Uno de los ejemplos más claros de esto de ello es cuando usmaos una computadora del mismo modo que tradicionalmente usamos un pizarrón. No podemos dejar atrás que somos los seres humanos quienes interactuamos con la tecnología y la dotamos de habilidades y beneficios, y somos nosotros quienes decidimos su uso y utilidad.

 

Es así como muchos de los cambios que necesita un sistema educativo requieren transformaciones más de fondo que de forma; cambios de gestión y de dinámicas sobre las que se fundamentan los procesos de enseñanza-aprendizaje.

 

Entonces, ¿qué es innovación educativa?

 

La innovación educativa es, ante todo, mejorar sustancialmente la calidad de vida de las personas desde el desarrollo pleno de sus capacidades. Como señala Francesc Pedró, director del Instituto Internacional de la Unesco para la Educación Superior en América Latina y el Caribe (IESALC): “Es innovación si añade valor al aprendizaje”.

 

Innovar en educación implica tener objetivos claros sobre qué queremos enseñar, cómo queremos enseñarlo y para qué, y luego evaluar los cambios que necesitamos realizar para lograr dichos objetivos. Y es por eso que la tecnología es solo uno de los recursos que nos ayudan a lograr este alcance.

 

Ante todo, la innovación educativa implica la implementación de un cambio significativo en el proceso de enseñanza-aprendizaje. Debe incorporar un cambio en los materiales, métodos, contenidos o en los contextos implicados en la enseñanza.

 

 

innovacción educativa

 

Así, que, si como docente aún tienes dudas sobre cómo innovar en el aula, cómo logra innovación educativa y cómo promoverla e implementarla, aquí te tenemos algunas claves con las que puedes empezar.

 

¡Emprende la transformación!

 

  1. La innovación empieza desde el profesorado. De nada sirve contar con tecnología de última generación nuevas metodologías y herramientas si los docentes no estñan abiertos, perceptivos y preparados para el cambio. Los profesores son la guía de la innovación por lo que necesitamos capacitar docentes con apertura, autocrítica y flexibilidad para permanentemente reinventarse y transformar sus prácticas de enseñanza acorde a las necesidades específicas de cada grupo de estudiantes.
  2. Desaprender para aprender. Es importante hacer ajustes en los nuevos modelos educativos, por lo que para innovar en la educacion es necesario desaprender los modelos tradiciones centrados en la transmisión unilateral de la información, la memorización y la verticalidad, y construir modelos centrados en metodologías activas, el aprender haciendo, la autorregulación del aprendizaje y el trabajo colaborativo.
  3. La diversidad y la inlcusión. No todos los estudiantes son iguales y, por lo tanto, no todos tienen las mismas formas de aprender y procesar la información que reciben y con la que interactúan, y en consecuencia debe haber diveridad en la forma en la que se enseña. “Los grupos diversos son más creativos y capaces de innovar”, afirma Mara Dierssen, neurobióloga e investigadora de Barcelona. Es importante que los docentes estén preparados para integrar una personalización del aprendizaje y estar actyualizados en tendencias y recursos. En cuanto a infraestructura, es importante que el centro educativo sea adecuado para aquellos estudiantes que presenten algún tipo capacidad especial.
  4. Construir ciudadanía. Un pilar importante de la innovación en la educación es la formación de ciudadanos con capacidad de relacionarse desde el respeto, inteligencia socioemocional y la empatía en todos los niveles, físico y digital. No se trata solo de capactiarlo para el trabajo del futuro, sino de prepararlos para que puedan construir la sociedad en la que desean vivir.
  5. Analizar avances y resultados. Para saber si hemos logrado los objetivos planteados al inicio del cambio es necesario mantener una revisión constante del proceso, de este modo podemos saber si los ajustes que estamos realizando en las aulas y programas está funcionando y realizar las correcciones necesarias o bien, modificar los objetivos.

 

Recordemos que la innovación educativa es un trabajo constante, la educación – como la tecnología-, y más en nuestro contexto actual, está en movimiento, no podemos quedarnos atrás.

 

Conoce aquí las tendencias en educación para 2022.

 

Fuentes:
Secretaría General de la OEI
Educo.Org

Un Comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *