Transformando el futuro de la Educación
              

Cómo se ve el aprendizaje del futuro, tendencias que marcarán el 2022

Avin

17 diciembre 2021

2 comentarios

Cómo se ve el aprendizaje del futuro, tendencias que marcarán el 2022

Ahora que nos hemos establecido en una nueva forma de educación en la que hemos ido avanzando poco a poco, es un buen momento para pensar en el futuro. Tras dos años acelerados en los que se implementaron nuevos modelos de enseñanza podemos decir que muchos de ellos ya nos son bastante familiares.

 

Sin embargo, y a pesar de la creciente demanda de estas soluciones pedagógicas más flexibles, no se espera que las mismas sustituyan al modelo de enseñanza tradicional, sino que coexistan con él, proporcionando nuevas alternativas y cada vez con menos limitaciones.

 

¿Qué podemos rescatar de lo aprendido de cara al futuro?

 

Sin duda una parte de 2019 y gran parte del 2020, uno de los desafíos más importantes para las familias a raíz del inicio de la pandemia por COVID-19 ha sido la implementación de la modalidad de educación híbrida o a distancia, a la que no únicamente el alumnado tuvo que adaptarse, sino también madres, padres y docentes.

 

Un total de 33,2 millones de niños y adolescentes fueron afectados por el cierre de escuelas en México y tuvieron que trasladar su área educativa a casa*. Conceptos como aplicaciones, mensajería móvil, videoconferencias y clases virtuales se volvieron populares dentro de los programas educativos.

 

De acuerdo con un sondeo realizado entre estudiantes mexicanos por Statista Researh Department, 27.5% se conectaba a clases virtuales y entre las actividades educativas más realizadas en línea se encuentra la resolución de tareas o exámenes (17%) y resolver problemas o tareas en equipo (6.4%). Google for Education fue usada por casi un 29% de los estudiantes encuestados.

 

Su bien los porcentajes no se ven a simple vista atractivos, el panorama luce bastante alentador dado el poco tiempo con el que alumnos, padres y estudiantes tuvieron para empezar a adaptarse. Sin duda, hay que verlo como un punto de partida para implementar nuevas y mejoradas formas de enseñar y aprender.

 

Después de todos, muchas de las grandes herramientas o procesos que hoy usamos a diario tuvieron una etapa de inicio y evolución antes de convertirse en estándares cotidianos.

 

Por esto es que, a pesar de las aún notables limitaciones tecnológicas, el aprendizaje seguirá avanzando hacia un futuro cada vez más preparado para enfrentar los retos que se presenten. Prueba de ello es que, aunque se reestablezcan las clases presenciales, muchas de las cosas que ya hemos aprendido prevalecerán y seguirán su curso para el siguiente año.

 

Veamos cuáles son algunas de las tendencias que marcarán el futuro de la educación.

 

La enseñanza online no desaparecerá

 

Aunque no aplica para todos los grados ni todos los tipos de escuelas, la enseñanza online es una de las principales tendencias en la educación del siglo XXI. Esto es porque representa una vía fácil para romper las barreras geográficas, temporales y hasta económicas. Las clases en línea ofrecen acceso a quien no puede trasladarse, alternativas para quien no tiene tiempo, innovación para los programas tradicionales cada vez más limitados y bajos costos para instituciones y estudiantes.

 

La descentralización de la educación

 

La idea de descentralizar la educación da a cada estudiante la oportunidad de aprender a su propio ritmo, de forma adaptada a sus necesidades y sin limitaciones geográficas, haciendo el aprendizaje más participativo, ágil, eficiente y eficaz para obtener una mayor calidad educativa.

 

El aprendizaje colaborativo

 

La forma tradicional de enseñar y aprender, en la que el docente transmite el conocimiento y el estudiante la recibe es cosa del pasado. En el futuro se debe apostar por que toda la comunidad participe en el aprendizaje, ayudándose mutuamente y construyendo juntos el conocimiento de manera colaborativa, incluyendo también a compañeros y padres de familia.

 

La enseñanza tradicional y en línea conviven dentro de un mismo ecosistema

 

La educación del futuro de ser capaz de combinar lo mejor de la enseñanza tradicional y lo mejor de la enseñanza virtual, trabajando juntos para brindar mayor acceso al conocimiento y aprovechando las herramientas y recursos ya obtenidos durante la pandemia.

 

Aprendizaje STEAM

 

Tomando en cuenta no solo al aprendizaje del futuro, sino los retos en general que se presentan en el mundo, el aprendizaje STEAM ha tomado prioridad para preparar a los alumnos en ciencia, tecnología, ingeniería, arte y matemáticas, áreas fundamentales para que el alumnado adquiera competencias para el análisis y la resolución de problemas. Mismas que le serán de gran ayuda para su futuro profesional.

 

Educación personalizada

 

No todos los estudiantes son iguales, por lo tanto, no todos aprenden de la misma forma y aunque personalizar la educación a cada alumno parece una tarea titánica, la nueva inclusión de recursos tecnológicos hace que sea cada vez más sencillo y posible personalizar ciertos aspectos de la educación a cada alumno.

 

¡Desaprender y aprender, es la nueva regla!

 

Estar preparados para el futuro de la educación implica muchos retos, pero quizá uno de los más grandes es el de dejar atrás los sistemas obsoletos que no nos ayudan. Estamos en un momento en el que la reinvención es clave: desaprender viejas habilidades y concentrarnos en la constante acción de aprender nuevas habilidades que se adapten mejor a la nueva educación.

 

¿Quieres mejorar tus habilidades? Frente a esta tendencia educativa, Digital Family ha contribuido a que más instituciones, docentes, líderes educativos y familias adapten los nuevos sistemas y metodologías para seguir transformando el futuro de la educación.

 

Es así como ofrecemos un gran portafolio de servicios que ayudan a todos acceder a más y mejores formas de enseñanza y aprendizaje. No dudes en ponerte en contacto si necesitas apoyo profesional.

 

*Fuentes: Statista Researh Department

2 Comentarios

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *