Transformando el futuro de la Educación
              

Metodologías activas: Aprendizaje centrado en el hacer

Avin

14 julio 2021

No hay comentarios

Metodologías activas: Aprendizaje centrado en el hacer

El aprendizaje centrado en el hacer es una metodología que promueve el “movimiento maker” (to make = hacer) con la finalidad de desarrollar en los estudiantes la capacidad de agencia para hacer consciente su estar en el mundo.

 

La base de este movimiento es la práctica, por lo que el estudiante aprende haciendo con lo que aprende a desarrollar las habilidades de hacer, intervenir, diseñar o rediseñar proyectos.

 

Como muchas otras metodologías, la del aprendizaje basado en hacer, no inició como una metodología educativa, sin embargo, la aplicación de sus principios a la enseñanza de las STEAM, por ejemplo, ha ayudado a que pueda implementarse dentro de las aulas con mucho éxito, pues al final como dice Dale Dougherty, creador del movimiento, “todos somos hacedores. Nacimos hacedores, tenemos esa habilidad de hacer cosas, de agarrar las cosas con nuestras manos… creamos cosas.

 

¿Cómo potencia el aprendizaje?

 

Llevado a las aulas, el aprendizaje centrado en el hacer fomenta en los estudiantes la construcción de su propio conocimiento, preparándolos para resolver problemas de manera autónoma. Al ser ellos los creadores de su propio proyecto, son también ellos quienes ponen las reglas y los pasos a seguir.

 

El aprendizaje centrado en el hacer les permite a los alumnos experimentar, crear, equivocarse y rectificar, aprendiendo del proceso y de sus errores.

 

Otra de sus grandes ventajas es que permite la participación de alumnos de todas las edades, niveles y áreas, por lo que puede aplicarse para un proyecto de una sola materia o para desarrollar proyectos escalables y trasversales, que puedan integrar varias materias dentro del mismo centro educativo.

 

 

aprendizaje centrado en el hacer

 

¿Cómo puedo implementar el aprendizaje basado en hacer en mi aula o centro educativo?

 

Como todas las metodologías activas, el aprendizaje centrado en el hacer requiere de un proceso de transformación que involucra a todas las partes: directivos, docentes, alumnos y padres de familia.

 

Es necesario transformar nuestras escuelas en centros de innovación y experimentación, para propiciar la investigación y la creatividad. Es necesario pensar en nuestros alcances y objetivos; por ejemplo, con qué contamos y hacia dónde queremos llegar o si queremos que sea una metodología que permanezca como parte del programa educativo o sólo se aplicará en algunas materias.

 

La capacitación docente es otro punto importante. Potenciar el talento de cada docente y líder educativo permitirá que la transmisión de habilidades sea mucho más sencilla.

 

Propiciar el ambiente también es necesario, contar con un espacio en el que el alumno se sienta libre de crear, imaginar, experimentar sin restricciones, por lo que un ideal es contar con una especie de laboratorio maker, en donde los estudiantes se sientan libre y cuenten con un sinfín de herramientas, recursos y materiales para echar a volar su imaginación.

 

La metodología maker supone preparar a todos para el ejercicio de la ciudadanía y para la participación activa en los distintos ámbitos, con actitud crítica y responsable y con capacidad de adaptación a las situaciones cambiantes de la sociedad del conocimiento.

 

Si necesitas más información acerca de el aprendizaje basado en hacer y otras metodologías activas, en Digital Family podemos ayudarte. Contamos con talleres especializados para ayudar a las instituciones educativas a transformar sus aulas con tecnología e innovación.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *