Transformando el futuro de la Educación
              

Metodologías activas: aula invertida o flipped classroom

Avin

14 enero 2021

No hay comentarios

Metodologías activas: aula invertida o flipped classroom

Sí, lo sabemos, la frase de “hoy más que nunca” parece trillada, pero es la realidad en la que vivimos y es ahora cuando necesitamos empezar a pensar en cómo potenciar las habilidades de los estudiantes, tanto en clase como desde casa. El aula invertida o flipped classroom es una de las mejores maneras de hacerlo.

 

En entradas anteriores hablamos sobre la importancia de implementar metodologías activas para involucrar a los alumnos y lograr un impacto realmente significativo y positivo en su aprendizaje, pues el mundo en el que viven y el futuro al que se enfrentarán ya no es como lo conocíamos antes.

 

Por esto, el aula invertida se convierte en una innovadora opción para involucrar a los estudiantes y hacerlos protagonistas de su propio aprendizaje.

 

¿Qué es el aula invertida o flipped classroom?

 

Se trata de un modelo pedagógico que tiene como objetivo transferir el trabajo de ciertas actividades y procesos de aprendizaje fuera del aula y aprovechar el tiempo en clase para potenciar otros conocimientos en los que el docente pueden ayudar, cumpliendo una función de mediador.

 

En este modelo, los profesores ayudan a que los estudiantes interactúen en clase con el material que se llevarán a casa de tarea. Posteriormente usan el tiempo en clase para discutir la nueva información y poner esas ideas en práctica.

 

Pero hay que tener mucho cuidado, el aula invertida o flipped classroom no se trata solo de dejar más tarea a los alumnos, sino de verdaderamente asignar las actividades correctas para que al llegar a clase los estudiantes puedan transformar el conocimiento en experiencias de aprendizaje prácticas, diferenciadas e incluso personalizadas.

 

Así los estudiantes llegan con nuevos temas, nuevas preguntas y nuevos puntos de discusión, dirigiendo ellos mismos la clase en la que todos participan de distintas maneras y con sus propios puntos de vista.

 

fomenta el aprendizaje individual del alumno fuera del aula, favoreciendo que sea un aprendizaje mucho más profundo, a su ritmo, y a través de actividades interactivas que le ayudan haciéndolo además mucho más atractivo.

 

 

Ventajas del aula invertida o flipped classroom

 

Cuando el flipped classroom se aplica de manera correcta, se obtienen grandes ventajas, ya que la transferencia de conocimiento ocurre de forma natural alentando a los estudiantes a participar de manera constante.

 

De acuerdo con un estudio de Flipped Learning Network, el 71% de los profesores que aplicaron el aula invertida notaron mejoras en las calificaciones y el 80% aseguró que la actitud de los estudiantes mejoró como resultado.

 

Esto se debe a que el modelo de aula invertida fomenta el aprendizaje individual del alumno fuera de clase, favoreciendo que sea un aprendizaje mucho más profundo y a través de actividades interactivas que lo hacen mucho más atractivo.

 

Otro gran beneficio es que los estudiantes pueden aprender a su propio ritmo; por ejemplo, en una clase tradicional, si un alumno no entiende los conceptos, el profesor se ve forzado a repetir la explicación tantas veces como se necesario. Esto ralentiza la clase para el resto de los alumnos y, en general, el programa del día.

 

Por el contrario, los estudiantes en aulas invertidas pueden repasar cualquier parte de una clase en casa, tantas veces como sea necesario. Si continúan teniendo problemas, pueden llegar a clase preparados con preguntas específicas para su profesor.

 

Asimismo, al llevar las tareas asignadas al aula, los estudiantes pueden obtener ayuda rápidamente y los maestros pueden identificar áreas problemáticas comunes para ajustar el material en consecuencia.

 

aula invertida o flipped classroom

¿Cómo implementar el aula invertida o flipped classroom?

 

La tecnología es una gran aliada del aula invertida y es por eso que nos encontramos en el momento justo para poder implementarla.

 

Es ahora cuando los estudiantes y docentes se encuentran conectados por más tiempo y que han empezado a familiarizarse con herramientas tecnológicas de estudio, que podemos hacer el cambio.

 

Para ellos se requiere:

 

  1. Elegir la tecnología adecuada. Debe ser de fácil acceso para todos y de fácil monitoreo para los maestros.
  2. Crear contenido audiovisual. Desde grabar una clase en video, hasta valerse de otros recursos en línea para mostrar ejemplos, hacer ejercicios o realizar actividades de acuerdo al tema designado para la clase. Se pueden usar podcasts, videos, microconferencias en línea, simulaciones o demostraciones.
  3. Preparar la clase posterior. Es necesario trabajar en los temas que se enviaron a los alumnos para poder fomentar la participación. Pueden realizarse grupos de debate, proyectos a largo plazo, ejercicios en donde apliquen los conocimientos aprendidos fuera del aula, cuestionarios, etc.
  4. Monitorear los avances. Es fundamental encontrar la manera y herramientas adecuadas de dar seguimiento a los avances de cada clase, así será posible conocer el desempeño d elos alumnos y ver qué materiales funcionan mejor para cada tema y clase.

 

Es muy importante explicar las reglas del aula invertida tanto a los alumnos como a los padres, para que también ellos puedan estar al tanto de los avances y participen con ellos en casa.

 

Si deseas obtener más información sobre ésta y otras metodologías, así como apoyo en la transformación de tu aula, contáctanos, nuestra familia está lista para ayudarte.

 

 

Fuentes: Flip Quick Start Guide. Universidad de Texas en Austin, Facultad de Innovación https://facultyinnovate.utexas.edu/how-to-flip
Flipped Learning Network
https://flippedlearning.org/definition-of-flipped-learning/

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *