Transformando el futuro de la Educación
              

¿Qué es y cómo integrar Design Thinking en el aula?

Avin

09 junio 2021

No hay comentarios

¿Qué es y cómo integrar Design Thinking en el aula?

Otra de las metodologías activas que ha llegado a las aulas para quedarse es el Design Thinking o Pensamiento de Diseño, un procedimiento grupal de trabajo que maximiza la creatividad colectiva y el diseño de soluciones centrado en el usuario.

 

Cabe aclarar que el Design Thinking no es una metodología exclusiva de las aulas, pero es perfectamente aplicable a ellas, pues su principal objetivo es ayudar en la resolución de problemas o a abordar desafíos, con soluciones que responden a las necesidades reales de los estudiantes.

 

En otras palabras, esta metodología sirve para resolver problemas de manera creativa.

 

¿Cómo funciona el Design Thinking?

 

El Design Thinking se basa en los principios de la forma de pensamiento y trabajo de los especialistas de diseño, para integrar diversos enfoques que favorecen la empatía, la creatividad, la intuición y la generación de ideas.

 

Esta metodología está muy alineada al aprendizaje basado en proyectos (ABP), del que ya hemos hablado antes y que también se aplica en el aula, pues con este método los estudiantes son protagonistas de su propio aprendizaje y deberán elaborar una estrategia que les sirva para resolver un determinado problema planteado.

 

El profesor dará la pauta, pero serán los alumnos quienes deban realizar un análisis situacional, plantear posibles escenarios y llevar a cabo prácticas y experimentos para resolver el problema. Asimismo, tendrán que anticipar las consecuencias de cada decisión tomada y trabajar en equipo para llevar todo a la práctica.

 

¿Para qué sirve?

 

Al realizar todo este proceso, los estudiantes obtienen una nueva perspectiva y aprenden a buscar alternativas. No es lo mismo que el docente plantee un problema y él mismo les de la solución, que interiorizar el problema e intentar resolverlo por uno mismo.

 

En el primer escenario los niños entenderán que un problema se resuelve de una sola forma en general, mientras que, en el segundo escenario, de la mano de sus compañeros, aprenderá a empatizar, entender y colaborar para lograr un mismo objetivo.

 

Así, el proceso resulta abierto y flexible, apostando siempre por la creatividad de cada alumno.

 

Entre otras cosas el Design Thinking

 

  • Fomenta la independencia del alumnado, dándole libertad de elegir y tomar decisiones, al tiempo que da forma a su propio proyecto.
  • Promueve el trabajo en equipo.
  • Fomenta el compromiso, la participación activa y la motivación
  • Ayuda a desarrollar un mayor grado de empatía y solidaridad
  • Aumenta la curiosidad por aprender más y conocer
  • Desarrolla una mentalidad de resolución de problemas
  • Fomenta el sentido de compromiso

Uno de los aspectos más importantes del Design Thinking es, sobre todo, que los estudiantes “aprenden haciendo” y es importante porque es así que se sienten involucrados y que aportan su granito de arena.

 

Pasos para aplicar el proceso de Design Thinking

 

¿Qué es y cómo integrar Design Thinking en el aula?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *